La ONU y Unicef advierten que las desigualdades están «obstaculizando» el fin del sida en niños y mujeres

Los niños y adolescentes (de 0 a 19 años) representaron el 17% de las muertes en 2021​ por causas relacionadas con el VIH.

El año pasado se produjeron más de 75.000 nuevas infecciones en recién nacidos.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) han emitido nuevos datos sobre la situación mundial del VIH con motivo de Día Mundial del Sida, que se celebra este jueves. Ambas entidades han advertido que las desigualdades están «obstaculizando» el fin de esta enfermedad, sobre todo en niños, mujeres y embarazadas. 

Según el análisis elaborado por Onusida, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida, en el África subsahariana, las adolescentes y las mujeres jóvenes (de entre 15 y 24 años) tienen tres veces más probabilidades de contraer el VIH que los adolescentes y los jóvenes del mismo grupo de edad.

No obstante, permitir que las niñas permanezcan en la escuela hasta que completen la educación secundaria reduce su vulnerabilidad a la infección por el VIH hasta en un 50%. Además, cuando esto se refuerza con un paquete de apoyo a la capacitación, «los riesgos para las niñas se reducen aún más». 

La última instantánea mundial de Unicef sobre la infancia y el VIH/sida muestra también que la respuesta a esta enfermedad se está viendo frenada por las desigualdades en el acceso al tratamiento entre adultos y niños. Mientras más de tres cuartas partes de los adultos que viven con el VIH siguen un tratamiento antirretroviral, solo lo hacen algo más de la mitad de los menores. Y esto ha tenido consecuencias mortales: los niños concentraron el 17% de todas las muertes en 2021. 

«Cada día que pasa sin avances, más de 300 niños, niñas y adolescentes pierden en su lucha contra el VIH», ha agregado la Jefa Asociada de VIH/sida de Unicef, Anurita Bains, para advertir que, «si no se atajan las causas de la desigualdad en el acceso a los tratamientos, la erradicación del VIH en niños y adolescentes seguirá siendo un sueño lejano».

Las adolescentes tienen tres veces más riesgo de contraer VIH

De acuerdo a Onusida, los efectos de las desigualdades de género en el riesgo de VIH de las mujeres son especialmente pronunciados en el África subsahariana, donde las mujeres representaron el 63% de las nuevas infecciones en 2021.

Asimismo, en áreas con una elevada carga del VIH, las mujeres sometidas a violencia dentro de la pareja se enfrentan a un 50% más de posibilidades de contraer el VIH. En 33 países entre 2015 y 2021, solo el 41% de las mujeres casadas de entre 15 y 24 años podían tomar sus propias decisiones sobre salud sexual.

«En este contexto, la única hoja de ruta eficaz para poner fin al sida es una hoja de ruta feminista», pues el mundo nunca podrá vencer al sida «si seguimos reforzando el patriarcado», ha afirmado en esa línea la directora ejecutiva del programa, Winnie Byanyima, quien ha hecho hincapié en la importancia de «plantar cara» a las desigualdades. 

El informe de la ONU presenta a los líderes mundiales como protagonistas para acabar con las desigualdades y les pide que sean valientes para llevar a cabo «lo que las propias pruebas nos están pidiendo». Así, solicita que los Gobiernos garanticen que todas las niñas puedan asistir a la escuela y que estén a salvo de la violencia, a menudo normalizada incluso a través de matrimonios con menores. 

Pero para eliminar las desiguales de género es igualmente necesario abordar las «masculinidades dañinas», que desalientan a los hombres a la hora de buscar atención médica. En el año 2021, solo el 70% de los hombres con el VIH estaban en tratamiento frente 80% de las mujeres que vivían con esta enfermedad. 

110.000 niños y adolescentes murieron en 2021

En 2021, 650.000 personas perdieron la vida debido al sida y se contabilizaron 1,5 millones de nuevas infecciones por el VIH. Se estima que alrededor de 110.000 niños y adolescentes (de 0 a 19 años) murieron el pasado año por causas relacionadas con el sida, es decir, representaron el 17% del total de los fallecimientos pese a que solo constituyen el 7% de las personas con esta enfermedad.  

Así lo asegura la última instantánea mundial de Unicef, que ha advertido, además, de que se registraron 310.000 nuevas infecciones entre los menores, elevándose 2,7 millones el número total de jóvenes que viven con el VIH.

Entre 2010 y 2021, las nuevas infecciones por VIH disminuyeron en un 52% entre los niños de menor edad (de 0 a 14 años), al igual que entre los adolescentes (de 15 a 19 años), donde se redujeron en un 40%. Sin embargo, la brecha en materia de tratamientos entre niños y adultos sigue aumentando.

En los países prioritarios para Unicef en la respuesta al VIH, la cobertura del tratamiento antirretrovírico retrocedió del 56% en 2020 al 54% en 2021. Este descenso se debe a diversos factores, como la pandemia de COVID-19 y otras crisis mundiales, que han acentuado la marginación y la pobreza, «pero es también el reflejo de la escasa voluntad política y la tibia respuesta frente al sida en la población infantil», ha indicado la entidad.

De hecho, a nivel mundial, el porcentaje de niños que viven con el VIH y tienen acceso a tratamientos fue aún más bajo: el 52%. Y el de pequeños de 0 a 4 años que viven con el VIH y que no reciben tratamientos antirretrovíricos ha aumentado de forma preocupante en los últimos siete años hasta alcanzar el 72% en 2021.

“Aunque los niños llevan mucho tiempo a la zaga de los adultos en la respuesta contra el sida, el estancamiento observado en los tres últimos años no tiene precedentes y pone a demasiados jóvenes en riesgo de de morir”, ha señalado al respecto la Jefa Asociada de VIH/sida de Unicef, Anurita Bains. 

Más de 75.000 nuevas infecciones en recién nacidos

En numerosas regiones, entre ellas África Occidental y Central, África Oriental y Meridional y América Latina y el Caribe, también se registró durante 2020 un descenso de la cobertura de los tratamientos entre las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.

En 2021, en Asia y el Pacífico y Oriente Medio y Norte de África se observaron disminuciones. Con la excepción de África Occidental y Central, que sigue registrando la mayor incidencia de la transmisión maternoinfantil, ninguna de las regiones mencionadas ha vuelto a los niveles de cobertura alcanzados en 2019.

Estas perturbaciones ponen en mayor riesgo la vida de los recién nacidos. En 2021 se produjeron más de 75.000 nuevas infecciones en niños debido a que las mujeres embarazadas no fueron diagnosticadas ni sometidas a tratamiento.

No obstante, y pese a todo ello, Unicef ha reconocido que las tendencias a largo plazo «siguen siendo positivas», pues la cobertura del tratamiento antirretroviral de por vida en mujeres embarazadas que viven con el sida ha pasado del 46% al 81% en una sola década. 

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (88343 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: