Sambo: cómo el jujutsu japonés se transformó en un arte marcial soviético único y letal

El sambo se desarrolló en los primeros años de la Unión Soviética y se convirtió en un estilo de lucha reconocido internacionalmente.

Antes de que el sambo se convirtiera en un deporte popular, este estilo de lucha estaba muy vigilado y sólo se utilizaba para mejorar las habilidades de combate cuerpo a cuerpo de la policía y el ejército soviéticos.

Destinado a ser una fusión de las técnicas más eficaces de otras artes marciales, el sambo es un acrónimo que significa «defensa personal sin armas» (en ruso: samozashchita bez oruzhiya).

Paracaidistas soviéticos practicando Sambo.

Paracaidistas soviéticos practicando Sambo.

Este nuevo arte marcial fue desarrollado en la URSS por dos hombres que actuaban de forma independiente, Vasili Oshchepkov y Víktor Spiridonov. Con el tiempo, los dos estilos similares, aunque competían entre sí, se fusionaron para crear el arte marcial soviético único conocido hoy en día como sambo.

Vasili Oshchepkov

Vasili Oshchepkov

El huérfano de once años Vasili Oshchepkov acabó en Japón, después de que el sur de Sajalín fuera transferido a Japón como resultado de la guerra ruso-japonesa de 1905. Allí, la misión ortodoxa rusa en Japón ayudó al joven a conseguir una plaza en un seminario para clérigos en Kioto, donde, entre otras cosas, aprendió judo.

El joven ruso destacó en la lucha libre y su entrenador le avaló para realizar los exámenes de ingreso en el Instituto de Judo Kodokan de Tokio, fundado por el legendario deportista japonés Jigoro Kano.

Estatua de Kano Jigoro en el exterior del Instituto Kodokan de Tokio.

Estatua de Kano Jigoro en el exterior del Instituto Kodokan de Tokio.

El 15 de junio de 1913, Oshchepkov aprobó los exámenes y recibió su cinturón negro. Mucho más tarde, en 1917, se convirtió en el primer ruso y el tercer europeo en recibir un segundo dan (cinturón negro de segundo grado) en judo.

Al regresar a Rusia en 1913, Oshchepkov comenzó a trabajar en el contraespionaje. Paralelamente a su ocupación principal, Oshchepkov fundó la primera escuela de judo de Rusia y entrenó a la policía rusa en el judo de Vladivostok.

Vasili Oshchepkov

Vasili Oshchepkov

En 1929, Oshchepkov fue trasladado a Moscú para trabajar como instructor en la Universidad Estatal Rusa de Educación Física, Deporte, Juventud y Turismo, fundada en 1918. Allí estudió varias artes marciales e incorporó diferentes elementos al jujutsu japonés para crear un arte marcial más adecuado para el combate de guerra.

Al mismo tiempo, otro hombre trabajaba en la creación de un arte marcial soviético único basado en el jujutsu japonés. Víktor Spiridonov, un veterano herido de la Primera Guerra Mundial, retomó el entrenamiento que había abandonado, debido a la guerra, a medida que su salud se recuperaba gradual y parcialmente.

Víktor Spiridonov

Víktor Spiridonov

En 1923, Spiridonov puso en marcha un curso de «ataque y defensa» dentro de la sociedad deportiva y de fitness Dinamo de Moscú. Con sólo 14 alumnos al principio, el número de asistentes al curso creció considerablemente gracias a las conferencias y actuaciones públicas de Spiridonov.

Spiridonov publicó tres libros sobre la evolución del arte marcial. A menudo, los títulos incluían la frase «defensa personal sin armas». Siguiendo la tradición soviética de crear acrónimos, Spiridonov acuñó el nuevo término «sambo».

Sin embargo, no conservó los derechos exclusivos del nuevo acrónimo y, muy pronto, los atletas también empezaron a referirse al sistema de la competencia de Oshchepkov como sambo.

Sin embargo, se cree que las dos versiones eran diferentes. El sistema de Spiridonov pretendía enseñar a los alumnos a infligir el máximo daño al enemigo para incapacitarlo al instante. La formación militar de Spiridonov explicaba la aparente crueldad del método.

Poco a poco, el sambo se dividió oficialmente en una versión de combate y otra deportiva. La versión de combate mezclaba varias técnicas de artes marciales e incorporaba la lucha con técnicas de golpeo. Con el tiempo, se convirtió en algo parecido a la pelea mixta. La versión deportiva se centraba principalmente en las técnicas de lucha.

Luchadores en el combate final del torneo

Luchadores en el combate final del torneo «Copa de las Estrellas. Liga de Sambo de Combate» en el Centro Internacional de Sambo del complejo deportivo Luzhniki de Moscú.

Con el tiempo, la popularidad del sambo creció exponencialmente y el arte marcial soviético se extendió internacionalmente. En 1968, un organismo internacional que regula el deporte de la lucha amateur llamado FILA reconoció el Sambo como un estilo distintivo de lucha amateur. Sin embargo, debido a los entresijos políticos, el organismo rector del deporte cambió a la Federación Internacional de Sambo Amateur (FIAS).

Aunque el sambo aún no ha aparecido en ninguno de los Juegos Olímpicos hasta ahora, el Comité Olímpico Internacional emitió un reconocimiento pleno a la FIAS el 20 de julio de 2021. Tal vez, el arte marcial soviético podría aparecer como deporte olímpico oficial por primera vez en los Juegos Olímpicos de Verano de 2028 en Los Ángeles. Sólo el tiempo lo dirá.

RBTH

About ELCOMUNISTA.NET (88467 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: