Todo lo que tienes que saber sobre los Acuerdos de Minsk

Firmados en 2014 y 2015 por representantes de Ucrania, las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, Rusia, Francia y Alemania, los Acuerdos de Minsk no lograron su objetivo: una resolución pacífica del conflicto en Donbás. Sputnik te explica en qué exactamente consistían estos acuerdos y qué llevó a las partes implicadas a firmarlos.

En febrero de 2014, el Gobierno democráticamente elegido de Ucrania fue derrocado por el llamado golpe Euromaidán, respaldado por potencias occidentales. El golpe desencadenó un sangriento conflicto en las regiones orientales del país, donde las personas que se negaron a someterse a los nuevos dirigentes de Kiev, formaron las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk (RPD y RPL, respectivamente) y proclamaron su independencia.

Los intentos de Kiev de doblegar a las recién formadas repúblicas mediante el uso del poder militar fracasaron, y Ucrania recurrió a las negociaciones, que se vieron obstaculizadas por el hecho de que el gobierno ucraniano se mostraba reacio a hablar directamente con los líderes de la RPD y la RPL.

En medio de esta situación, el recién formado Grupo de Contacto Trilateral para el Donbás, formado por Ucrania, Rusia, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y el Cuarteto de Normandía (Ucrania, Rusia, Alemania y Francia), consiguieron elaborar los Acuerdos de Minsk, llamados así por la capital bielorrusa, donde se celebraron las negociaciones.

El primero de estos acuerdos, el Protocolo de Minsk, se firmó el 5 de septiembre de 2014, con una versión actualizada, conocida como los Acuerdos de Minsk-2 y firmada el 12 de febrero de 2015, cuando el anterior acuerdo no logró poner fin a los combates.

¿En qué consistían los Acuerdos?

  • Las partes se comprometieron a un alto el fuego y a retirar sus fuerzas de la línea de contacto.
  • Se prohibió terminantemente la presencia de armamento pesado en el área de la zona de amortiguación.
  • Los sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes Uragan y Smerch, así como el sistema de misiles balísticos de corto alcance Tochka, debían retirarse a 70 km de la línea de contacto.
  • Los observadores de la OSCE debían supervisar la aplicación de estas normas.
  • Además del intercambio de prisioneros conforme al principio de «todos por todos», las partes estaban obligadas a llevar a cabo la amnistía de los capturados durante los enfrentamientos armados.

La parte ucraniana también debía aprobar la ley sobre el estatus especial de los distritos separados de la RPD y la RPL y a celebrar elecciones locales en ellos, teniendo en cuenta la posición de los representantes de ambas repúblicas de Donbás. Al día siguiente de las elecciones, Ucrania debía tomar el control total de la frontera estatal.

El Protocolo de Minsk también fue firmado por Alexandr Zajárchenko, entonces jefe de la RPD, y su homólogo de la RPL en aquel momento, Ígor Plotnitski.

El acuerdo de Minsk-2 se cerró durante una reunión del Cuarteto de Normandía, en la que participaron el presidente ruso, Vladímir Putin, la excanciller alemana, Angela Merkel, el entonces presidente francés, Francois Hollande, y el entonces presidente ucraniano, Petró Poroshenko.

¿Quién violó los Acuerdos de Minsk?

Durante los últimos cinco años, la parte ucraniana se abstuvo de aplicar las cláusulas políticas de los Acuerdos de Minsk, exigiendo, en cambio, que el control de la frontera entre los territorios de la RPD y la RPL se entregara primero a Kiev. Sin embargo, esas reclamaciones fueron rechazadas por las autoridades de las Repúblicas y por Moscú, que sospechaba que Kiev podría intentar aplastar toda oposición en las regiones mediante el uso de la fuerza.

Las autoridades de la RPD y de la RPL también acusaron repetidamente a Ucrania de ocupar ilegalmente asentamientos en la zona de amortiguación y de desplegar allí equipo militar pesado.

La situación se agravó por el hecho de que las potencias europeas se negaron a ver la negativa de Kiev a adherirse a los Acuerdos de Minsk, reprendiendo al mismo tiempo a la RPD y a la RPL por las supuestas violaciones de los mismos Acuerdos.

Además, los Protocolos de Minsk estipulaban la aplicación de una reforma en Ucrania, que preveía la introducción de un concepto de descentralización en la Constitución del país, que debería haber tenido en cuenta las especificidades de «ciertos distritos de las regiones de Donetsk y Lugansk».

¿Quién firmó los documentos?

El Protocolo de Minsk fue firmado por los miembros del Grupo de Contacto, así como por los jefes de Donetsk y Lugansk.

Por parte de la OSCE, los Acuerdos de Minsk fueron firmados por la enviada especial de la OSCE a Ucrania, Heidi Tagliavini, mientras que por parte de Ucrania y Rusia, el documento fue firmado por el expresidente ucraniano, Leonid Kuchma, y el entonces embajador ruso en Kiev, Mijaíl Zurábov.

El 7 de diciembre, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, recordó que tanto el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, como su predecesor, Petró Poroshenko, afirmaron abiertamente que no iban a cumplir con los Acuerdos de Minsk.

Las declaraciones se produjeron después de la afirmación de la excanciller alemana Angela Merkel de que los Acuerdos de Minsk lograron ganar tiempo para que Ucrania acumulara fuerzas. Lo mismo admitió Poroshenko.

A su vez, Vladímir Putin criticó a las autoridades ucranianas por «matar» los Acuerdos de Minsk, resaltando a finales de febrero que el documento dejó de existir mucho antes de que Rusia decidiera reconocer a la RPD y a la RPL el 21 de febrero. Tras el decreto, el presidente ruso anunció el inicio de la operación militar especial el 24 de febrero.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (88391 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: