Varroa destructor: el pequeño insecto que amenaza el futuro de las abejas

 El declive de la abeja europea se ha visto acentuado por la amenaza de la ‘Varroa destructor’, un ácaro parasitario de origen asiático que puede destruir una colmena en pocos años y que está desarrollando «resistencia a los acaricidas que existen actualmente en España», han alertado varios especialistas.

De aspecto parecido al de una garrapata pero tamaño inferior, este insecto se adhiere al cuerpo de las abejas para consumir sus reservas grasas y les causa una enfermedad llamada varroasis o varroosis que deforma sus alas, abdomen o patas, disminuye su peso y facilita la transmisión de diversos virus.

Varroa destructor: el ácaro que amenaza el futuro de las abejas
Imagenes del estudio del parásito de la varroa constructor, en el Departamento de Microbiología del grupo de Control Biotecnológico de Plagas del Instituto BIOTECMED de la Universitat de València. Imagen cedida por Sara Hernández / EFE

Para combatirlo, se emplean principios activos fungicidas como el amitraz, pero el exceso en su uso ha llevado a que aparezca en la miel comercializada «en cantidades superiores al límite máximo de residuos permitido por ley -200 mg/kilo- para su consumo», ha explicado Marisol Juan Borrás, técnica de apoyo a la investigación de la Universidad Politécnica de Valencia y experta en análisis polínico de mieles.

Menor efectividad del tratamiento 

El examen de distintas mieles, casi todas ellas españolas, demuestran que «el tratamiento es cada vez menos efectivo porque el parásito crea resistencia» al amitraz y, aunque el consumidor no lo note porque el color, el sabor y el resto de características de la miel parezcan iguales, en realidad «está ingiriendo una dosis de un pesticida que supera el límite máximo establecido», por lo que «quizá no debería venderse».

Esta resistencia del ácaro es «preocupante», según la microbióloga y especialista en pesticidas Sara Hernández Rodríguez, porque a día de hoy «no existe ningún otro acaricida de síntesis eficaz aparte del tau fluvalinato, el cumafós o el amitraz, para hacer frente a los efectos de la varroasis».

El problema parece radicar en «un uso continuado e inadecuado del tratamiento por parte de algunos productores ante el sentimiento de ineficacia» del producto, ha señalado la microbióloga, quien añade que en ese caso la solución pasaría por sustituir el amitraz por el tau fluvalinato ya que el primero «lleva usándose muchos años».

Otras amenazas para la `mellífera´

La varroasis se suma a otros problemas para las abejas como el abuso de pesticidas, «que no hay que confundir con los acaricidas» en los cultivos y «que también les afecta en la época de floración» o los fenómenos meteorológicos extremos que no sólo ponen en peligro a estos polinizadores, sino también a su producción de miel y al propio oficio de la apicultura.

En lucha contra ese exceso de herbicidas se encuentra Elvira García, apicultora de la región de los montes de Toledo y productora de mieles artesanales y ecológicas, quien enumera las dificultades de un oficio que requiere «trabajo duro en condiciones y terrenos escarpados y difícil acceso como la sierra» al que se suman «el calor, la falta de lluvia y humedad, que se traducen en un cambio en la floración y en la cantidad de miel producida por las abejas”.

El polen disponible esta temporada «insuficiente a causa de un verano abrasador y la escasez de precipitaciones» plantea una campaña «sumergida en la incertidumbre» para la próxima primavera, según la apicultora.

Apicultores de Mieleko con sus colmenas de abejas, en la región de los montes de Toledo, bajo las sofocantes temperaturas de un verano en el que según García, han tenido días «de levantarles la tapadera del panal para que les entrase el aire, y ponerles un bebedero de 2 litros y medio de agua dentro de la colmena para que no se esforzaran en salir a coger agua”. Mieleko / EFE

Luis Navarro, profesor de biología en la Universidad de Vigo y participante del proyecto en defensa de los polinizadores, LIFE4Pollinators, ha recordado que, de acuerdo con diversas investigaciones científicas «el incremento anormal de las temperaturas y el volar en busca de agua gasta las energías de la abeja melífera» lo que la hace «perder eficiencia en el forrajeo y en su función como polinizadoras”.

EFEverde

About ELCOMUNISTA.NET (88467 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: