¿La pandemia regresa? El Reino Unido vive su peor temporada de gripe en una década

Al menos 15.000 personas murieron en el Reino Unido durante la semana previa a la Navidad, mientras el país vive su peor temporada de gripe en una década. Los médicos tienen dificultades debido a la pesada carga de trabajo y a las numerosas huelgas del personal sanitario al tiempo que la nueva variante de coronavirus comenzó a cubrir el país.

Una fuerte oleada de gripe elevó la cifra semanal de muertes a su nivel más alto en casi dos años, casi 15.000 personas murieron en Inglaterra y Gales una semana antes de la Navidad, cuando la presión sobre el sistema sanitario fue descrito como la más intensa.

La cifra de los fallecidos fue aproximadamente una quinta parte más alta de lo habitual en esta época del año antes de la pandemia del coronavirus. Por ejemplo, solo los ingresos hospitalarios en la semana previa a la Navidad fueron un 50% más alto que en el pico de la última temporada de gripe grave en 2017-2018.

El Colegio Real de Enfermería (Royal College of Nursing, RCN) advirtió de que el repunte de las muertes está «indudablemente» relacionado con los retrasos récord en la atención de urgencias. Por ejemplo, en algunos casos las personas deben esperar la ayuda hasta cuatro días.

Mientras tanto, los expertos temen que la nueva variante del COVID-19, Kraken, considerada la más contagiosa, precipite una ola invernal en el Reino Unido y provoque aún más caos en el Servicio Nacional de Salud en las próximas semanas.

Actualmente, a pesar del descenso, los responsables sanitarios advierten de que las tasas de incidencia siguen siendo superiores a las de los cuatro inviernos anteriores. Y a menudo puede producirse un ligero descenso en los niveles de actividad hospitalaria, declarados durante el periodo festivo, que este invierno incluyó el fin de semana del 24 y 25 de diciembre seguido de los días festivos del 26 y 27 de diciembre.

Según la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés), las últimas cifras pueden haberse visto afectadas por el hecho de que algunos hospitales no hayan presentado un conjunto completo de cifras y por «retrasos en la presentación de informes y las vacaciones de Navidad y Año Nuevo».

En respuesta a la oleada de virus estacionales y con un llamamiento para reducir la carga del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), los responsables sanitarios volvieron a instar a los británicos enfermos a no trabajar si se encuentran mal y a llevar mascarilla si necesitan salir al aire libre.

«Intenten quedarse en casa cuando se sientan mal y, si tienen que salir, llevar una mascarilla puede ayudar a evitar que los gérmenes se propaguen a otras personas. No visiten a la gente vulnerable si no se encuentran bien», pidió la directora ejecutiva de la UKHSA, Jenny Harries.

Sin embargo, un grupo de parlamentarios conservadores rechazaron las peticiones. Advirtieron de que la crisis invernal anual del NHS no podía utilizarse como «excusa para reintroducir las restricciones de la era COVID».

Durante últimos meses, el país vive una crisis sanitaria que dio lugar a una temporada de huelgas. El 25 de noviembre las enfermeras británicas, que exigen la subida de salario, anunciaron dos huelgas en diciembre por primera vez en la historia de 100 años de este sindicato. Aproximadamente 100.000 trabajadores de hospitales participaron en la protesta del 20 de diciembre, y algunas informaron a los medios que con sus ingresos actuales no podían pagar la calefacción a pesar de trabajar más de 10 horas al día.

Por su parte, los responsables aseguraron que la crisis que vive el sistema de salud pública es «intolerable e insostenible» y que el futuro del sistema sanitario «está en manos del Gobierno».

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (88594 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: