Alemania “acelera su interés” en África por miedo de ser “actor de segunda clase”

Un buen número de titulares de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Unión Europea reconoce que las relaciones del bloque con África podrían e incluso deberían ser mejores.

En enero, la titular del Ministerio para la Cooperación Económica y el Desarrollo de Alemania, Svenja Schulze, observó que ni su país ni la Unión Europea figuran actualmente en sociedades importantes con los países africanos, por lo que impulsa una nueva estrategia para África.

Las inquietudes manifestadas desde Europa, además, conviven con el fortalecimiento de enlaces entre países africanos y Turquía, China y Rusia, estos dos últimos, por ejemplo, agrupados en la alianza comercial BRICS con Sudáfrica, además de Brasil y la India, y con quienes se multiplican enlaces en materia económica, industrial, militar y de infraestructura.

Sputnik conversó con los profesores universitarios Kai Michael Kenkel, investigador visitante del Dartmouth College (EEUU) y profesor de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro, y Estevão Chaves de Rezende Martins, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Brasilia, para profundizar en los significados de esta preocupación europea. A Alemania, adelantaron, le preocupa reforzar sus enlaces con África en un momento en que el mundo vive profundas transformaciones geopolíticas, sobre todo en las cadenas de suministro del ámbito energético.

La amplia diversidad de recursos del continente africano lo convierte en un potencial protagonista del escenario geopolítico mundial en el siglo XXI, un fenómeno que entiende bien la mayoría de países de Europa.

Así, varios países de Occidente figuran a África como un campo de batalla para establecer enlaces estratégicos y acceso a las riquezas. En ese contexto, la reciente visita del ministro del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, a la región, o los ejercicios navales coordinados entre Rusia, Sudáfrica y China en el sur del continente son vistos como desafíos por parte de diversos Gobiernos europeos y el de Estados Unidos.

A Alemania no se le escapa la importancia de los recursos energéticos de África. “Los grandes países tienen estos intereses, ya sea por el factor económico o por una política exterior regida por los derechos humanos. La cuestión es aprender lo que pasó con el colonialismo para que no se repita”, dijo.

Fue precisamente en la capital alemana donde a finales del siglo XIX se celebró la Conferencia de Berlín, mediante la que las potencias europeas de entonces se autorizaron la repartición del territorio africano para su explotación, lo que explica que las independencias en Estados autónomos de varios países africanos hayan ocurrido hasta la segunda mitad del siglo XX, a diferencia del caso latinoamericano, en que ocurrieron alrededor de siglo y medio antes, también para sacudirse el dominio europeo.

El interés alemán en África “se aceleró en los últimos tiempos, procurando volver al país un actor internacional más presente más allá del territorio europeo”, apuntó por su parte el profesor Chaves de Rezende Martins, docente de relaciones internacionales en la Universidad de Brasilia.

El académico agregó que Estados Unidos entiende que el escenario geopolítico del futuro estará dividido entre dos grandes potencias, el mismo país norteamericano y China, los países con el Producto Interno Bruto (PIB) más grande del mundo, de acuerdo con cifras del Banco Mundial.

En este escenario, los países del mundo tendrán que posicionarse ante Washington o Pekín, o bien serán relegados dentro de una nueva organización mundial regulada por estos dos polos, valoró el universitario.

Rusia y China, apuntó el profesor, “son los mayores socios de África desde 1970”. Si bien ahora mismo China es un actor económicamente relevante en el continente por su desarrollo de múltiples obras, la importancia histórica de la Unión Soviética fue “extremadamente grande”, abundó el docente, sobre todo en materia de combate al colonialismo europeo.

Esta herencia rusa en la región es uno de los obstáculos para los interes alemanes y euorepos, al grado de que si no aumenta su relación con África “serán actores de segunda clase” dentro de los próximos años, ponderó Kai Michael Kenkel.

¿La mayor crisis energética de la eurozona?

Otro punto de desencuentro entre Europa y África es la evidencia de los últimos meses en votaciones en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que han mostrado opiniones divergentes de ambos continentes ante temas como el conflicto en Ucrania.

Chaves de Rezende Martins recordó que, además, para Alemania se complica el escenario toda vez que atraviesa la mayor crisis energética de la zona euro, derivada de las sanciones impuestas por el bloque contra el suministro ruso de combustibles como represalia por su operación en Ucrania.

Junto con sus complicaciones directas, esta situación de los energéticos ha derivado en inflación y encarecimiento de los productos básicos, con un impacto directo entre la ciudadanía alemana y europea.

“Alemania es dependiente de Rusia (en materia energética) y se puso una falda apretada principalmente ahora que la economía del país pasó por un proceso de reorganización para depender del gas ruso, con apoyo de los gasoductos Nord Stream”, describió.

Uno de los problemas actuales, apuntó, es que nadie podía prever el conflicto ucraniano y sus consecuencias en la economía alemana, a lo que se suma el impacto de la pandemia de COVID-19 en las cadenas de suministro y sus derivaciones en la fortaleza industrial del país europeo, usualmente descrito como el motor económico regional.

“La situación energética de Alemania es la más crítica comparada a la de otros países, que tienen una matriz de energía más diversificada. Alemania se ubica en el norte de Europa y requiere mucha energía durante el invierno”, estimó el docente, de modo que la crisis energética podría derivar en una recesión.

En ese esquema, Alemania tiene dos salidas importantes para sus problemas: que se solucione el conflicto en Ucrania y que el país germano sea capaz de expandir sus relaciones con productores de gas africanos.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (89999 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: