Paraguay celebra elecciones generales con las sanciones de EEUU como protagonistas

Con las sanciones por corrupción aplicadas al expresidente paraguayo Horacio Cartes (2013-2018) y al actual vicepresidente, Hugo Velázquez, EEUU se convirtió en un impensado protagonista de las elecciones generales que celebra el país sudamericano.

En agosto de 2022, Washington designó como “significativamente corrupto” a Cartes y a Velázquez, ambos integrantes del oficialista Partido Colorado (derecha). Luego, en enero de 2023, la Casa Blanca sancionó a ambos políticos y a las empresas de Cartes. Esta acción del Gobierno estadounidense, en pleno proceso electoral, despertó diversas reacciones.

Dentro de la oposición, potenció el discurso contra la corrupción que, a su entender, representa el partido gobernante. En el oficialismo dividió las aguas: por un lado están quienes la condenan y la califican de “intromisión” de EEUU en los asuntos internos de Paraguay y por el otro quienes creen que puede servir para “purificar” al partido.

Más allá de las diversas consideraciones, las sanciones tuvieron una implicancia directa en el proceso electoral, principalmente en las finanzas del partido gobernante, pero también con Velázquez desistiendo de ser precandidato presidencial.

“Cartes es un empresario multimillonario que sostenía las campañas del Partido Colorado, la campaña de [candidato oficialista] Santiago Peña se sostenía por los recursos que provenían de sus empresas”, explicó a Sputnik el analista paraguayo Camilo Filártiga.

Las sanciones también prohíben a otras personas hacer negociaciones en dólares con él o con sus empresas, lo que condiciona la posibilidad del partido de acceder a préstamos para financiar la campaña, debido al temor de las entidades bancarias de ser castigadas por EEUU al ser Cartes el actual presidente de la institución.

Así, a días de celebrarse los comicios, el Partido Colorado, fuerza que gobierna Paraguay desde hace más de 70 años, con la única excepción del mandato de Fernando Lugo, líder del Frente Guasú (izquierda, 2008-2012), enfrenta problemas históricos para financiar su campaña.

Recientemente, el partido anunció un acuerdo con el banco Continental por 17.000 millones de guaraníes (unos 2.300 millones de dólares), una cifra bastante menor a los 37.000 millones (5.100 millones de dólares) que calculan necesitan para financiar la campaña electoral.

“Nunca antes estuvimos en esta situación y este es el precio que tenemos que pagar por habilitar nuestra representatividad a un outsider sin experiencia o sin historia política”, declaró a Sputnik el diputado colorado Hugo Ramírez, en referencia al liderazgo de Cartes.

El legislador, que en estas elecciones se postula a senador, es de los que considera que Cartes debería poner al partido por delante y “dar un paso al costado”, ya que su situación les afecta a todos y, en cierta manera, pone en juego la victoria en las elecciones.

De todas formas, expresó su confianza en que el Partido Colorado ganará las elecciones, tanto las presidenciales como las legislativas, y dijo que esperan que Peña, considerado el delfín político de Cartes, pueda “independizarse” del exmandatario y su grupo una vez que llegue al Ejecutivo.

Por su parte, el analista político Leonardo Gómez Berniga dijo en diálogo con esta agencia que pese a los señalamientos de EEUU, la decisión de todo el partido es apoyar a Peña de acá a las elecciones y luego ver qué sucede con Cartes, dependiendo del resultado electoral y de posibles futuras acciones de parte de Washington contra el exmandatario.

El especialista añadió que las sanciones representan una amenaza real para la institución de no acceder a créditos, pero que independientemente de lo que pase en el sistema financiero el dinero para la campaña del partido está garantizado.

“El dinero va a estar igual”, afirmó, al señalar que hay otras fuentes de financiación que generalmente se “lavan” en las elecciones.

Impacto electoral

Más allá de los problemas de financiamiento para el partido oficialista, ahora resta ver el impacto real que tendrán las sanciones en las elecciones y si influirán o no en la ciudadanía a la hora de votar.

A priori, se cree que los señalamientos de corrupción no influyeron en los votantes colorados, ya que en las elecciones primarias, celebradas en diciembre de 2022, el movimiento de Cartes fue el gran ganador.

En los comicios internos el propio Cartes fue electo presidente del Partido Colorado, por delante del actual mandatario, Mario Abdo Benítez, mientras que Peña fue el elegido para ser el candidato presidencial del oficialismo de cara al 30 de abril.

Sin embargo, a nivel general, las sanciones le dieron relevancia al tema de la corrupción para que hoy sea un factor de demanda política.

“Creo que la mayor incidencia que tuvieron [las sanciones] fue poner a la corrupción como algo central”, informó Gómez Berniga, cofundador y director creativo de la agencia de comunicación digital Gran Siete.

La oposición ya desde antes usaba el lema “Patria o mafia” para diferenciarse del Partido Colorado, y particularmente de Cartes, a quien vinculan con el crimen organizado y la violencia en el país, y ahora puede potenciar ese discurso.

El candidato de la opositora Concertación Nacional, Efraín Alegre, ha sido coherente en definir al modelo del cartismo y lo que representan sus negocios, como su objeto de oposición, afirmó Filártiga, integrante de la Asociación de Ciencias Políticas de Paraguay.

La designación de EEUU de alguna forma ratifica esa postura, que antes no era tan tomada en cuenta porque venía de un líder opositor, pero ahora lo dice una las principales potencias del mundo, lo que genera un efecto totalmente distinto, añadió.

El rol de washington

Filártiga, docente e investigador independiente, recordó que la incidencia de EEUU en los procesos políticos nacionales no es nueva, y que en este caso lo que hicieron fue una declaración unilateral en nombre de su soberanía y seguridad nacional.

Lo que es nuevo, consideró el analista, es la reacción de algunos miembros del Partido Colorado, que históricamente han sido aliados y sus políticas han estado alineadas a las de Washington.

En ese sentido, resaltó la contradicción en la que entró la fuerza política frente a su vínculo con la Casa Blanca.

Para Filártiga, las sanciones fueron algo tan inesperado para la cúpula colorada que los llevó a ahora tener que hablar de EEUU como “el imperio que está incidiendo en la política nacional, que está interviniendo”, y a cuestionar este tipo de medidas que en otros casos, contra otros países, siempre apoyaron.

Respecto a las posibles motivaciones en el accionar de EEUU en Paraguay, los analistas coincidieron en que en estas elecciones no hay en disputa ninguna candidatura que represente una amenaza para los intereses de Washington y su política exterior.

Así, el Gobierno de Joe Biden puede haber tomado la decisión de priorizar sus objetivos regionales y sus intereses de seguridad nacional, que tienen como bandera la lucha contra la corrupción y el crimen organizado, más allá del impacto que tenga sobre su histórico aliado.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (91109 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: